Blog

La oportunidad de Aprender

Imagen: 

     Una de las responsabilidades más importantes de los padres de familia gira en torno a la elección de una institución educativa adecuada, para que sus hijos puedan iniciar su formación escolar, la cual implica alrededor de 20 años, desde el nivel preescolar hasta el nivel universitario; sin duda, es una de las decisiones más trascendentes por la inversión de tiempo y de recursos que conlleva, pero sobre todo porque durante esta etapa se empiezan a construir las bases que acompañarán a los niños y jóvenes en su camino hacía lo que será su desempeño profesional y laboral en la edad adulta, más importante aún, el camino a su realización personal.

     Dentro de la oferta educativa, podemos encontrar diversos modelos de enseñanza-aprendizaje, cada uno de ellos expone sus propuestas, enfoques y líneas de trabajo, alineados al sistema educativo que impera actualmente en nuestro país; existen diferentes opiniones al respecto de la efectividad de dicho sistema, sin embargo, como padres de familia, podemos elegir una institución educativa que cuente con los elementos necesarios para responder a los retos que exige el mundo de hoy y que brinde espacios propicios para el desarrollo integral de nuestros hijos, sin perder de vista que su formación no solo depende de lo que aprende en la escuela, sino también de lo que observa y vive dentro del seno familiar.

     Hoy en día, el valor del conocimiento radica en el uso que se haga del mismo, es decir, no se trata de qué tanto sabes, sino de lo que sabes hacer con lo que sabes; el mundo de hoy exige personas competentes, personas que cuenten con los conocimientos, destrezas o habilidades y las actitudes, hábitos y valores necesarios, para realizar actividades con excelencia. Dicha exigencia demanda procesos de Enseñanza – Aprendizaje que propicien:

  • Reconocer las necesidades y problemas de la realidad.
  • Promover una formación integral (saber hacer, saber conocer, saber convivir y saber ser)
  • Basarse en la aplicabilidad del conocimiento a la vida diaria.
  • Propiciar el aprendizaje significativo.
  • Capacidad de aprender y desaprender.
  • Fomentar el aprender haciendo.
  • Desarrollar el Pensamiento Crítico
  • Potencializar los talentos individuales
  • Desarrollar la Creatividad
  • Fomentar Principios y Valores.

      Es posible que la institución elegida no contemple todos los puntos citados anteriormente, o quizá promueva algunos más, lo importante es que inculquemos en nuestros hijos la curiosidad por aprender nuevas cosas y sobre todo que les transmitamos el valor que tiene el aprendizaje, no solo en los espacios escolares, sino en la vida cotidiana y a cualquier edad. El Ser Humano tiene la capacidad de aprender hasta el último día de su vida, nunca dejamos de aprender, incluso es necesario ser conscientes de que requerimos cultivar también la capacidad de desaprender para volver a aprender nuevas formas de hacer las cosas o de solucionar problemas o situaciones.

      El aprendizaje no solo sienta las bases para el ejercicio futuro de una profesión, que en general se percibe como un trabajo y un camino para lograr reconocimiento, prestigio social, éxito económico, etc., Personalmente, considero que el aprendizaje es la oportunidad para evolucionar como personas a través del autoconocimiento, de la comprensión de nuestro entorno y las relaciones con los demás, que vinculado con nuestro propósito de vida nos puede llevar a la excelencia;  excelencia que no solamente se verá reflejada en bienes externos como dinero y prestigio, sino en la auto realización a través de actividades en las cuales podemos aplicar y desarrollar nuestras mejores habilidades, destrezas y recursos, en congruencia con nuestros valores,  contribuyendo de manera constructiva y positiva a nuestra sociedad que tanto lo necesita.

      Se trata de acompañar a nuestros hijos a que sean lo mejor que solo ellos, siendo como son, pueden llegar a Ser.

 

Con todo cariño

Adriana Gtz. G.

Comentarios

Hola

Hola
Me encantó su publicación, solo nosotros como padres podemos lograr que nuestros hijos desarrollen ese gran potencial que cada uno tiene y sean personas felices. Le envío un gran abrazo con todo mi cariño.

Muchas gracias Maggie por

Muchas gracias Maggie por dejar tu comentario, comparto tu sentir, va un abrazo grande de regreso ¡Bonita noche! 

Añadir nuevo comentario